Yakuza: Like a Dragon - Preview, la nueva juventud de la serie

Quien soy
Valery Aloyants
@valeryaloyants
Autor y referencias

Llegó por el momento solo a Japón, Yakuza: como un dragón representa un eje fundamental para la famosa serie creada por SEGA. De hecho, no es solo el octavo capítulo de la franquicia (considerando también a Yakuza 0), sino un verdadero comienzo nuevo, que sin duda traerá un soplo de aire fresco a su jugabilidad. De hecho, las novedades serán muchas, desde el personaje principal hasta las mecánicas del juego, sin embargo el ambiente típico de la saga no parece haberse perdido, gracias a una ambientación básica que se ha conservado junto a varios otros elementos del juego. Así que analicemos lo que sabemos sobre el título y averigüemos si porque hay muchas posibilidades de que se mantenga este equilibrio.



El debut de Ichiban Kasuga

La noticia del último episodio de Yakuza ciertamente parte de la figura que encontramos en primer plano. El nuevo protagonista, Ichiban Kasuga, es un personaje con un carácter extrovertido y por tanto muy diferente del silencioso Kazuma Kiryu. Sin embargo, los dos comparten antecedentes bastante similares, así como una personalidad fuerte y, aunque Kiryu tiene mucha más fuerza, buenas habilidades de lucha.

Los eventos iniciales de la trama, que se muestran en el avance del anuncio, llevan a Kyosuke al distrito de Isezaki Ijincho en Yokohama, el escenario principal del juego. Esta también es una buena noticia para la serie, ya que en capítulos anteriores la ubicación principal solía ser la ciudad de Kamurocho. El aterrizaje en la nueva ubicación es una oportunidad para que el protagonista forme alguna relación, y aquí vemos quizás la mayor diferencia entre él y Kiryu.

Durante su aventura, Kyosuke estará acompañado por otros tres personajes, que formarán un "grupo" completo dentro de las peleas. Llegamos aquí al cambio más radical realizado por Yakuza: Like a Dragon, o el componente JRPG.



Un juego de rol original y grotesco

Las batallas por turnos que caracterizan al título representan un verdadero cambio de rumbo para la franquicia que, bien explotado, sin duda puede garantizar muchos beneficios. En este sentido, los diversos extractos de jugabilidad que hemos analizado son prometedores, en particular gracias a esa hermosa sensación de grotesco que surge de la unión de un escenario de ciudad y la mecánica de juego de Dragon Quest. Serie, esta última, amada por el mismísimo Ichiban Kasuga. A diferencia de la épica contenida en los episodios de la saga Square Enix, aquí los tonos son mucho más desenfadados, si no parodia. Basta pensar en el sistema de trabajos (o "clases"), entre los que encontramos, por ejemplo, el Ídolo, el Adivino o el bailarín, pero también las "evocaciones" de asistentes que se pueden desbloquear a través de misiones secundarias.

En cualquier caso, no parece faltar la profundidad, gracias a dinámicas bastante interesantes. Entre estos encontramos interactividad con el medio ambiente circundante, gracias al cual es posible ver a nuestros personajes patear bicicletas u otros objetos a los enemigos. También es importante el posicionamiento de los oponentes, que no se quedan inmóviles durante la batalla y por tanto abren el camino a diferentes estrategias. Por ejemplo, puede decidir esperar a que uno de los objetivos se acerque a otro y luego desatar un ataque de área en el momento adecuado.

Para dar más dinamismo a las peleas también hay pequeños eventos de tiempo rápido, que requieren, en caso de ataques especiales, para presionar una tecla en el momento adecuado para aumentar el daño infligido o para reducir el daño recibido. Aquellos que no aprecian particularmente la lentitud de las clásicas batallas por turnos pueden, por lo tanto, respirar aliviados, ya que Like a Dragon parece presentar un sistema bastante activo, además de exagerado. También hay un práctico comando de batalla automática, que te permite acelerar las batallas en caso de que te encuentres con enemigos de un nivel bastante bajo.



La filosofía del juego de roles obviamente también impregna todo lo relacionado con la acción pura, con estadísticas que se deben tener en cuenta, equipos que administrar y más. No falta ni uno de los elementos clásicos del género: i mazmorra. Estos son lugares subterráneos reales de la ciudad donde es posible encontrar varios enemigos y, sobre todo, recursos útiles que cambian con cada visita al laberinto, lo que incita al jugador a explorar uno varias veces para obtener más y más experiencia y objetos.


Atmósferas conocidas

De momento solo hemos hablado de cuáles son las grandes novedades de este título, sin embargo hay que decir que Yakuza: Like a Dragon todavía parece mantener su vínculo con los capítulos anteriores. Esto se nota principalmente en la exploración, que ahora tiene lugar en lo que parece ser un mapa mucho más grande que los anteriores y en el que estará disponible la opción de viaje rápido. Donde se nota el toque de la serie es en el misiones y actividades paralelas que, ya desde los trailers, parecen tremendamente locas y singulares. En este caso no podemos dejar de mencionar el Dragon Kart, o una carrera de karts por las calles de Yokohama que recuerda a las de un famoso fontanero bigotudo.


En definitiva, nos encontramos ante un título que protege las raíces de la franquicia a la que pertenece y que al mismo tiempo distorsiona parte de la jugabilidad. Por eso el trabajo parece muy prometedor, ya que potencialmente es capaz de brindar una experiencia nueva, fresca y particular sin tener que distorsionar sus orígenes. Solo tenemos que esperar al lanzamiento en Occidente para sacar conclusiones, incluso si en este momento la fecha de lanzamiento en PlayStation 4 está establecida en un 2020 genérico.

Añade un comentario de Yakuza: Like a Dragon - Preview, la nueva juventud de la serie
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.