The Last of Us: ¿de dónde viene el supuesto remake? Surgen nuevos detalles

Quien soy
Aina Martin
@ainamartin
Autor y referencias

Como bien saben, esta semana surgió un informe del conocido periodista de Bloomberg, Jason Schreier, lo que revelaría no solo la intención por parte de Sony abandonar proyectos menores (como un posible Days Gone 2), sino a dedicar todos sus esfuerzos a franquicias más rentables. De ahí la idea de crear un remake del primer The Last of Us.


Según informes de Schreier, el remake del primer capítulo de la aventura de Joel y Ellie (con nombre en código T1X) comenzaría su desarrollo al principio con el Grupo de Servicio de Artes Visuales de Sony Interactive Entertainment, que generalmente ayuda a pulir los juegos creados por otros estudios internos de Sony, pero en 2018 el equipo se convirtió en un estudio principal.


Ante el cambio de rumbo, la casa de software ha decidido contratar a 30 nuevos empleados (de equipos internos y externos del gigante japonés) con el objetivo inicial de crear un remake de Uncharted: la fortuna de Drake, un proyecto abandonado porque se consideró demasiado caro. De ahí la idea de hacer el remake del primer The Last of Us (con una interpretación final muy similar a The Last of Us Part 2), ya que este último era más reciente que el primer capítulo protagonizado por Nathan Drake (lanzado en PS3 en 2007) y necesitaba un presupuesto menos costoso.

Aunque el proyecto fue aprobado inicialmente por la empresa japonesa, Hermen Hulst (ex director general, cofundador de Guerrilla Games) tras ser nombrado por la empresa jefe de Worldwide Studios, pensó que este último era demasiado caro, también porque habría explotado un nuevo motor de juego (convirtiéndose en el remake de Sony más caro de todos los tiempos).



Desafortunadamente, también dada la creencia parcial de Hulst en la viabilidad del proyecto, se pidió a los chicos de Visual Arts Service Group que ayudaran. Naughty Dog (desde El último de nosotros parte 2 se había pospuesto de 2019 a 2020), ralentizar el progreso del remake en consecuencia.

Después de completar el trabajo con TLoU2, Sony ha decidido redimensionar (nuevamente) el rol de Artes Visuales, invitando a los chicos de la casa de software californiana no solo a apoyar al equipo para la realización del proyecto T1X, sino a encargarse personalmente de la rehacer el primer The Last of Us, desde el estudio de Neil Druckmann tiene un mayor presupuesto (y mayor margen de maniobra).


Según la información que surgió del informe de Jason Schreier, la decisión de Sony de confiar el remake a Naughty Dog ha creado varios descontentos internos dentro del estudio, provocando la eliminación de varios miembros, entre ellos Mumbauer y el director del juego David Hall. Hasta la fecha, parece que el proyecto T1X se ha mantenido en desarrollo en la casa de software californiana, que pronto contaría con el apoyo de lo que queda del Visual Arts Service Group.


Añade un comentario de The Last of Us: ¿de dónde viene el supuesto remake? Surgen nuevos detalles
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.