Synergia - Review, una novela visual que se expone sin exponerse

Quien soy
Alejandra Rangel
@alejandrarangel
Autor y referencias

Le novela visual sigue siendo un género sumamente particular dentro del medio de los videojuegos, ligado a unos nichos específicos de jugadores que, en su experimentación, buscan experiencias de juego directas que sepan implicar explotar todo el potencial de un buena escritura. Es un tipo de videojuego que desde la era de los tiempos siempre se ha relacionado con un tipo específico de entusiastas, conociendo sus necesidades e incluso evolucionando no sólo en los diversos mensajes subyacentes, sino también en el dinámica interactiva ofertas. Precisamente a través de este tipo de evolución comenzaron a ampliar su propio mercado, prometiendo que no sólo nos encontraríamos explorando los videojuegos estudiados desde un punto de vista "literario", sino que dentro de ellos la papel del jugador habría tenido un peso central en el desarrollo de los acontecimientos, desarrollándose en una pendiente caracterizada por la imprevisibilidad en la toma de decisiones. Con el tiempo el decisiones por lo tanto, se han vuelto cada vez más centrales en este tipo de títulos, permitiendo a los entusiastas participar cada vez más activamente en lo que han comprado, a través de Dialoghi y a la escritura estudiada, reelaborada en una experiencia lejos de ser simple "Libro interactivo". con Sinergia todo esto ocurre con dificultad, apuntando más bien a un tipo de estructura más fija, construida sobre un avance centralizador del protagonista, sin poder alejarse demasiado, por lo tanto consciente de los orígenes del propio género.



¿De qué se trata Synergia?

Desarrollado por Radi Art y editado por Sombrero superior de estudios, desde su primer inicio Synergia se presentará como algo extremadamente familia, en particular hacia los más acostumbrados al género cyberpunk, con toda una serie de referencias cinematográficas a las grandes obras que han contribuido a estandarizarlo (pero también a famosos videojuegos como Detroit Become Human). Este sabor “fácilmente reconocible” se manifiesta no solo en el estilo general de los dibujos y en la banda sonora, sino también en la dinámica narrativa general. Los eventos tienen lugar en uno metrópoli extremadamente futurista en el que los avances tecnológicos son los maestros en la vida de sus habitantes. La progreso humano ha alcanzado niveles tan altos como para haber insertado en la existencia del individuo la presencia de androides y cyborg, influyendo no solo en las diversas comodidades obtenidas, sino también en la percepción de la ética misma por parte de estas personas que han comenzado a unir, de manera particular, a sus compras. 



Synergia aprovecha principalmente este aspecto, aprovecha tratar que los seres humanos han comenzado a tejer con sus propios androides, organizando una reflexión de que se hace lo suficiente desde los primeros desarrollos profonda. La narrativa, por tanto, pronto se convierte en análisis de algunas dinámicas típicas del sufrimiento personal, trasladando todo a un contexto despótico lleno de referencias a la realidad, a aquellas situaciones en las que el dolor conduce a lecturas particulares de la vida cotidiana. En todo esto encontramos al protagonista de Synergia, polaco, quien se nos presenta como una mujer policía especializada en resolver la dinámica mencionada, por tanto insertada en un equipo que se ocupa de las situaciones complicadas derivadas de la convivenza entre humanos y androides. 

El hecho de que la protagonista sea una mujer policía sigue siendo curioso en dos aspectos: el primero es la pintura, desde el principio, de ese corte de la historia que presenta todas las dinámicas típicas de las películas / historias. negro en el que el protagonista es un detective bastante problemático que sea difícil abrirse con el vecino, con una carga interior para atormentarlo. Cila es exactamente así, es un personaje particular que no logra abrirse demasiado con los demás, escondiendo un tormento interna, una especie de advertencia que sigue recordándose a sí misma. El segundo es la brecha fundamental entre lo que está haciendo esta mujer es y lo hace en el lugar de trabajo, por los demás, y lo que no puede hacer por sí misma en lo más profundo de su vida, de su existencia.


Cila vive con un androide, Elaine, al que está particularmente ligado de una manera bastante hipócrita, y cuando se descompone, perdiendo sus datos, se pierde, como un vacío importante, el vacío que ese objeto llenó. Todo esto hasta que se obtenga un segundo androide, Mara, llegando a desbloquear algunos importantes tabúes sociales y socio-objetuales típicos de la narrativa de Synergia, recordando que el mundo del juego, al ser contado, está inmediatamente articulado en un caracterización cultural especificando un prohibición Hierro en las relaciones sexuales y amorosas entre humanos y androides. Es precisamente esta regla la que constituye el fil rouge central para mover tanto el desarrollo laboral, personal como interior de nuestro protagonista, preparándose en dinámicas que siguen siendo curiosas.


Presione continuamente cuadrado

Hablando de juego llegas a la parte más "deficiente" de Synergia. Como se mencionó, las novelas visuales se basan estrictamente en la escritura y en la posibilidad de sumergirse en historias particulares a través de los diálogos de los personajes, llegando con el tiempo a ser cada vez más participar en los diversos desarrollos, afectando no solo el progreso de las diversas narrativas en sí, sino también desbloqueando más finali. No encontrará nada de esto aquí. Allí linealidad La narrativa reina de forma suprema en un videojuego que se centra en leer y caracterizar diálogos que también son bastante verbosos en algunas situaciones. 

La clave principal para interactuar con Synergia es la plaza, a través del cual tendrá la oportunidad de avanzar en los distintos diálogos y, en consecuencia, los diversos desarrollos. Hay muy pocos y raros opciones durante la aventura (alrededor de 3/4) con un papel narrativo mínimo en el proceso de las diversas cosas. El hecho de tener que concentrarse principalmente en la lectura sin tener que hacer nada más, por un lado evoca la pasado histórico de este tipo y, por otro lado, sin embargo, podría conducir rápidamente a aburrimiento, dado el papel bastante marginal de observador que se cubre de principio a fin.


La redacción general es ciertamente curiosa, aunque no impecable y, a veces, redundante en su presentación de los distintos personajes, explicando también sus características y punto de vista. Otro punto negativo se describe en el falta de localización en español. El hecho de que entre los distintos lenguajes no exista el nuestro, en un videojuego que construye todo su potencial exclusivamente en el diálogo, sigue siendo una elección curiosa y no demasiado incluyente tanto desde el punto de vista lingüístico como comercial, pero también desde el punto de vista cultural. punto de vista de alguna manera. Las únicas acciones que se pueden realizar de forma continua son: elegir la opción que hace que los diálogos procedan automáticamente, cargar juegos anteriores, guardar el juego en la ranura correspondiente, acceder a las opciones del juego.


El estilo de Synergia

Hablando de estructura creativa de esta Sinergia, nos encontramos ante un videojuego que se desarrolla en el hilo de una caracterización visual enfocada a pantallas fijas, dibujos inmóviles que, junto con la banda sonora, intentan articular su propia profundidad. La técnica del dibujo no es mala y consigue trasmitir a la perfección el desprendimiento de un mundo vacío y frío como el hierro mojado por la lluvia. La evocación continua de un discurso ambiental que habla principalmente a través de diálogos, sin interacciones, es repetitiva en el largo plazo, sobre todo tras la reutilización de algunos planos y momentos que siempre parecen ser los mismos. 

En esta elección, podría leer muchas cosas, incluso un mensaje en el repetitividad de la vida del protagonista. Sobre el papel, sin embargo, queda claro que un tipo de experiencia de este tipo, con muy pocas interacciones, también diálogos prolijos y dibujos repetitivos, acompañados de una banda sonora que sabe angustiar, sobre todo cuando se vincula a unos dibujos, no puede entretener fácilmente, configurando un discurso largo, incluso fascinante en algunos aspectos, que sin embargo se pierde quizás precisamente porque del mismo medio utilizado para la historia.

Añade un comentario de Synergia - Review, una novela visual que se expone sin exponerse
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.