close
    search Buscar

    Onimusha: el amanecer de los sueños

    Quien soy
    Aina Martin
    @ainamartin

    Valoración del artículo:

    Advertencia de contenido

    Un poco de repaso

    La longeva saga Onimusha comienza con "Onimusha: Warlords", donde el samurai Samanosuke Akechi es ayudado por la tribu Oni ​​(una especie de demonio guerrero) para derrotar a Nobunaga Oda, el señor feudal que conquistó muchos territorios japoneses en la segunda mitad de 1500 sin querer que se le reconozcan títulos u honores. En el título ficticio de Capcom, Nobunaga es asesinado durante la Batalla de Okehazama por una flecha y luego resucitado por los malvados demonios Genma. Samanosuke, inspirado en las características del actor Takeshi Kaneshiro, también es una figura histórica, a saber, el nieto de Mitshuhide Akechi, el hombre que realmente mató a Nobunaga. En sus hazañas, Samanosuke es ayudado por Kaede, una kunoichi (mujer ninja) que le proporciona información y ocasionalmente lo ayuda en batallas y resolver acertijos. Onimusha: Warlords retoma la mecánica de Resident Evil (fondos en 2D, personajes en 3D y tomas fijas) agregando más acción y con una historia atractiva y un sistema de juego bien pensado. Inmediatamente, el título fue un gran éxito y Capcom no perdió la oportunidad de producir una secuela.



    Un poco de repaso

    En el segundo capítulo "El destino de Samurai", Samanosuke deja temporalmente la escena a Jubei Yagyu, un personaje histórico inspirado en Yagyu Muneyoshi (y no Yagyu Jubei Mitsuyoshi, como muchos creen, que era su abuelo) el fundador de la escuela Yagyu Shinkage-ryu. . Aunque Nobunaga nunca había tenido nada que ver con el clan Yagyu, Capcom elige a esta figura histórica altisonante para apalancar al público japonés, que conoce bien al personaje. También esta vez el protagonista está dotado de los rasgos de un actor: Yusaku Matsuda. Al juego, que luce gráficos mejorados pero que aún se mantiene con los fondos en dos dimensiones, se agregan muchos elementos pseudo-RPG, y basado en un sistema de elementos que se pueden regalar y establecer un cierto grado de amistad, Jubei puede tener al A su lado con más o menos frecuencia varios compañeros de aventuras: el ninja Kotaro Fuma, el regordete monje Ekei Ankokuji, el fusilero Magoichi Saiga y el guapo Oichi, una figura histórica que en realidad era hermana de Nobunaga y nunca conoció a ningún miembro del clan Yagyu. Una vez más, Nobunaga logra arreglárselas de alguna manera, y luego todo se pospone al tercer capítulo.



    Un poco de repaso

    “Onimusha 3: Demon siege” es el capítulo final de la saga en el que Nobunaga Oda figura como el principal enemigo, pero no es el último de la serie Onimusha. Para la ocasión, Capcom trae gloriosamente de regreso a Samanosuke Akechi, respaldado nada menos que por Jacques Blanc, un policía francés que toma los rasgos del famoso actor Jean Reno. Ahora en el umbral de los cuarenta años pero mantenido joven por el poder Oni, Samanosuke descubre que los esfuerzos hechos para matar al demonio Fortinbras (al final de Onimusha 1) han sido inútiles: Nobunaga de hecho ha adquirido aún más poder y se ha autoproclamado "rey de los demonios". El samurái decide entonces encontrar a Nobunaga en su finca en el templo de Honnoji, pero durante la batalla sucede algo inesperado: de la nada aparecen portales del tiempo que arrojan a Samanosuke al París actual, y casi simultáneamente al policía Jacques Blanc en Japón en 1582. A partir de aquí comienza una aventura a campo traviesa, en la que el héroe japonés es controlado la mitad del tiempo y el francés la otra mitad (con la ayuda esporádica de Michelle Aubert, la novia de Jacuqes). El policía transalpino es ayudado en su camino por el clan Oni, que le confía el elfo (tengu) Ako y un guante como el de Samanosuke que tiene el poder de materializar un látigo de energía. Eventualmente el grupo se reunirá y finalmente Samanosuke podrá regresar a su era para finalmente derrotar a Nobunaga. Onimusha 3 es el título de la saga que marca definitivamente la transición de los entornos 2D a 3D, brindando a los jugadores excelentes gráficos y un estilo de juego más parecido al del primer episodio, eliminando los adornos casi inútiles introducidos en "Samurai destiny". . En la secuencia final, después de los créditos, Capcom anuncia implícitamente el cuarto capítulo de la saga que muestra a la mano derecha de Nobunaga, Hideyoshi Toyotomi, cabalgando al frente de un ejército, luciendo los ojos rojos de la ordenanza de aquellos que están poseídos por demonios. . Pero esa es otra historia, como verás a medida que sigas leyendo.



    Amanecer de los sueños

    Quince años después de la muerte de Nobunaga, las actividades de los malvados demonios Genma no se han detenido en absoluto, y liderados por el emperador Hideyoshi Toyotomi (o, más probablemente, por una entidad desconocida que lo controla) se enfurecen en todo el país. La intención del malvado tirano es transformar a toda la población japonesa en un ejército invencible de hombres-demonios gracias al poder de los cerezos malditos, que con sus pétalos pueden infectar a las personas casi al instante. La ocasión más agradable para llevar a cabo una infección masiva es el festival de la floración, una fiesta nacional que se celebra todos los años en Kioto (entonces la capital de Japón) y al que asisten un número muy elevado de ciudadanos. Es en este punto de la historia que entra en juego Soki, el nuevo protagonista de la saga que despide definitivamente a Yubei Yagyu y Samanosuke Akechi. Soki es el primer héroe de la serie Onimusha que no toma sus propias características de un actor, y esto, explican los líderes de Capcom, se decidió por razones puramente de derechos de autor: al hacerlo, la casa de software japonesa está menos restringida en la producción de dispositivos y varios comercialización de “Onimusha Dawn of Dreams”. Desde el principio, resulta que Soki, una vez leal al emperador, fue llevado a la traición por las malas acciones de Hideyoshi, y ahora está haciendo todo lo posible para destruir el genma y evitar el festival de flores con todas sus fuerzas.


    La aparición de este nuevo protagonista inicialmente deja algo estupefacto, no siendo para nada fiel a los cánones de la serie ni a los del Japón feudal.


    Amanecer de los sueños

    La aparición de este nuevo protagonista inicialmente deja algo estupefacto, no siendo en absoluto fiel a los cánones de la serie ni a los del japón feudal: Soki luce una melena rubia, armadura azul y un look más adecuado para un idiota a la moda de hoy. a un gran samurái de la época. Sin embargo, las dudas sobre la vigencia del personaje se disipan en gran medida al continuar con el juego, cuando poco a poco se perfila la personalidad y el indudable carisma con el que los diseñadores de Capcom han caracterizado al bizarro samurái. La aventura transcurre en el período de tiempo comprendido entre 1596 y 1600, y esta vez la inspiración que dan los hechos históricos que realmente sucedieron es más que marginal, con alguna referencia aislada de vez en cuando; lo que no falta, sin embargo, es la carga habitual de folclore y simbolismo japonés, que contribuye a una atmósfera indudablemente generosa y palpable. La trama diseñada para Dawn of Dreams no está exenta de giros y hace que el usuario participe desde el principio, pero una vez más, aunque se da la posibilidad de volver a visitar los lugares ya explorados, el juego resulta bastante lineal y no te permite para elegir rutas alternativas o completar una misión en particular de diferentes maneras. La narración transcurre suave y emocionante la mayor parte del tiempo, pero en dos o tres ocasiones los hechos se aceleran inexplicablemente, y en consecuencia se cortan pasajes importantes, o que en todo caso hubiera sido grato "vivir"; esto deja inevitablemente la sensación de que los programadores han hecho las cosas a toda prisa, como si de repente estuvieran siendo perseguidos por uno de los demonios nacidos de su imaginación.

    Capa y espada

    A primera vista podría parecer que el cuarto Onimusha es una secuela natural del tercer capítulo: el mismo sistema de control, el mismo tipo de entornos en tres dimensiones, combos, movimientos especiales y hechizos muy similares. Pero en realidad, como veremos más adelante, hay más.
    Para aquellos que no estén familiarizados con esta serie, podemos resumir diciendo que Onimusha es una especie de mezcla entre acción y hack & slash con un entorno y una atmósfera que recuerdan a los de survival horror y algunas influencias de los juegos de rol. Menos ruidoso que un Devil May Cry pero mucho más frenético que cualquier Resident Evil, en Onimusha intentas vencer a los monstruos y demonios con un arma blanca (y ocasionalmente incluso con un buen chisporroteo). Una vez muertos, los monstruos liberan "almas" particulares que garantizan diferentes efectos en función del color: pueden devolver energía vital, energía mágica, energía Oni o simplemente, en el caso de los rojos, ser utilizados como una especie de moneda para el mejora de las armas. Además del arma favorita, cada personaje tiene disponible la magia Oni, que dependiendo del elemento con el que esté forjada el arma en sí en ese momento (aire, tierra, fuego, hielo u oscuridad) se desata sobre los enemigos con efectos diferentes. [C]

    Incluso este tipo ciertamente no se cuenta entre los enemigos más formidables.
    Como puede ver, puede vigilar el nivel de energía y magia de ambos personajes controlados

    [/C]

    buen factor de repetición, especialmente si tienes el objetivo de recolectar todas las armas y todos los objetos.

    Capa y espada

    En situaciones de peligro extremo también es posible recurrir al mayor poder, la transformación Oni, que se puede acumular gracias a "almas" particulares liberadas por los monstruos en el momento de la muerte y una vez utilizada la hace temporalmente invencible y particularmente poderosa en los ataques. . Los controles son fluidos y efectivos, y nunca tienes problemas en la ejecución de movimientos especiales y combinaciones de golpes, que son menos difíciles de conseguir (también se ha eliminado el famoso y difícil "combo de 10 golpes" de Onimusha 3). Los contraataques (o ataques críticos) también parecen un poco más fáciles de ejecutar, pero todavía tienen la extraña costumbre de fallar sin razón alguna de vez en cuando, y no siempre siguen las instrucciones dadas durante el crítico encadenado. Siguiendo un poco la tendencia de los últimos años que nunca dejaré de criticar, los enemigos genéricos pero sobre todo los jefes finales son menos beligerantes que nunca, tanto es así que, por poner un ejemplo contradictorio, mientras en Onimusha 1 recuerdo estar muerto al menos cinco o seis veces ya en el primer monstruo al final del nivel, en Dawn of Dream pateé el balde por primera vez después de más de 15 horas de juego, cuando ya estaba en el segundo DVD. Si el nivel "normal" hubiera sido tan desafiante como el nivel "difícil" (que se desbloquea una vez finalizado el juego), tal vez todo hubiera sido más equilibrado. Por otro lado, el factor de rejugabilidad es bueno, especialmente si tienes el objetivo de recolectar todas las armas y todos los objetos.

    Las noticias

    Después de tratar torpemente de introducir algunos elementos de los juegos de rol en el segundo capítulo, esta vez en Capcom decidieron probarlo con un poco más de convicción, y manteniendo la estructura probada de acción hack & slash en Dawn of Dream aparecen puramente numerosas influencias. Lo primero que vale la pena mencionar es un método de gestión de fiestas espartano: a medida que continúas en el juego, te encuentras con diferentes personajes que luego se vuelven utilizables, pero mientras que según la trama el grupo siempre se mueve y pelea en conjunto, en la práctica tendrás que elegir entre de vez en cuando, solo otro luchador se unía a Soki. Hasta ahora, nada particularmente anómalo: manejar más de dos personajes al mismo tiempo sería incómodo, caótico y distorsionaría el esquema del juego. Sin embargo, para chocar con el hecho de que en la realidad de la narrativa la fiesta está siempre presente en su totalidad en cada situación, llega el sistema para cambiar de pareja: es posible realizar esta operación solo en presencia del espejo canónico desde el cual se también puede guardar los juegos. Si los compañeros están allí, físicamente presentes, ¿por qué habría que recurrir al espejo para elegir a quién ayudar en la batalla? Un cambio de pareja en tiempo real, quizás con solo presionar un botón, hubiera sido más práctico y no hubiera chocado con la narrativa de la historia en sí. Existe tal cosa, pero se limita al compañero seleccionado: presionando el botón R2 es posible en cualquier momento decidir si controlar a Soki o su hombro designado, y al mismo tiempo, también se pueden dar órdenes simples a el personaje que no lo está controlando directamente actuando sobre la cruz digital: tres comandos son comunes (atacar, seguirme y atacar, defenderse) mientras que el cuarto cambia de personaje a personaje, y puede variar desde "absorber las almas" de Soki para "distraer al enemigo" de Jubei.

    numerosas influencias puramente RPG aparecen en Dawn of Dreams

    Las noticias

    Dawn of Dreams es más exploratorio que sus predecesores, especialmente gracias a la oportunidad de volver a visitar los escenarios ya completados para descubrir todos los secretos. Durante la primera visita sucede muy a menudo ver cofres u objetos accesibles solo gracias a las habilidades de ciertos personajes, que casualmente no estarán disponibles en ese momento. Sin embargo, gracias a las habilidades de teletransportación del pequeño Minokichi, es posible regresar y finalmente completar el nivel. En Dawn of Dreams se ha introducido un verdadero desarrollo de personajes con estilo de juego de rol, con mucha experiencia y niveles de habilidad que se asignan sobre la marcha. Cada héroe comienza desde el nivel 1 y al matar enemigos puede acumular puntos hasta el nivel 100. Por cada nuevo nivel ganas un punto para gastar como quieras en una de las muchas habilidades, que además de potenciar el simple ataque, defensa, guardia , ataque crítico o velocidad en la absorción de almas, también desbloquea un buen número de nuevos movimientos. Si en el pasado las armas disponibles en cada Onimusha eran unas cinco o seis en total, esta vez se decidió cambiar la música, y manteniéndose consistente con el "lavado de cara del juego" al que fue sometido el juego, los programadores han creado una media Treinta armas para cada personaje, todas actualizables a voluntad. La mayoría de ellos puede desatar la magia vinculada a su elemento de pertenencia, e incluso puede mantener duplicados en el inventario. Las diferencias entre un arma y otra también están dadas por la velocidad de ejecución de los disparos, por la cantidad de combos que se pueden ejecutar y por características extra como aumentar los puntos de golpe, mejorar la defensa, hacer parcialmente inmunes a ciertos tipos de ataques o generar ondas de choque. Frente a algo tan bueno, la elección de equipar a los personajes con una sola armadura está bastante fuera de lugar. Treinta armas cada una y solo una armadura: una extraña desproporción, sin duda.

    los programadores han creado una media de treinta armas para cada personaje, todas las cuales pueden actualizarse a voluntad.

    Las noticias

    Además, las armas secundarias como el arco o el rifle que los amantes de los primeros episodios saben muy bien ya no están presentes (no es que sientas toda esta gran falta, eso sí). Los objetos, que representan una influencia adicional en los juegos de rol en Onimusha DoD, también son un aspecto fundamental del juego, especialmente en los niveles de dificultad más altos. Además de varios anillos o baratijas que mejoran la resistencia a tipos particulares de ataque, defensa, poder de golpe, etc., también puedes encontrar amuletos especiales que regeneran continuamente energía o poder mágico, así como pares de ropa que solo liberan sus poderes. si se usa simultáneamente con el socio seleccionado. Cualquier objeto o arma presente en el juego (a excepción de los más raros) también se puede comprar en la tienda regentada por el abominable ser que en los tres primeros Onimusha nos llevó al Reino Oscuro. A esta tienda se accede a través del espejo mágico ubicado en cada uno de los diversos refugios que albergarán a nuestros aventureros durante el juego. Por último, cabe destacar el regreso con estilo del ahora famoso “Dark Realm”, una dimensión paralela infestada de monstruos que se puede enfrentar desde cualquiera de los refugios operativos y que permite al jugador ganar experiencia y ganar objetos y armas de gran valor. . Para que la gente entienda la majestuosidad de esta edición del Reino Oscuro, solo los números son suficientes: 100 (CIENTOS) niveles para cada uno de los 5 héroes, 1 o 2 armas especiales que se encontrarán para cada uno de ellos, aproximadamente 3 horas para completar todos los niveles con un solo personaje. Realmente masivo.

    Los caracteres

    Se sabe, normalmente en Capcom saben caracterizar magistralmente a sus personajes, y Dawn of Dreams no es la excepción a esta regla. Conozcamos mejor a los protagonistas del juego, uno por uno.

    Soki
    Soki, o "El Oni de Ash", o "El Demonio Azul", o uno de los otros veinticinco mil nombres y apodos que parece tener (el diablo hace bigote), es el protagonista rubio de Dawn of Dreams que se rebeló contra el emperador Hideyoshi busca erradicar al malvado Genma y evitar la aniquilación de la humanidad. Potente y rápido, Soki es el sucesor ideal de Samanosuke y Jubei Yagyu, tanto que en su camino incluso puede encontrar las legendarias espadas Oni empuñadas por el propio Samanosuke (Enryu, Raizan y así sucesivamente). Equipado con una excelente caracterización, el Ash Oni eclipsa rápidamente su extraña apariencia y logra entrar en los corazones de los jugadores desde la puerta principal.

    Jubei Yagyu
    Que el nombre no te engañe: esta chica es en realidad Akane Yagyu, nieto del famoso Jubei de Onimusha 2, que toma este nombre debido a la tradición de su clan, que asigna a "Jubei" como una especie de título al guerrero más hábil. . Mientras deambula por el territorio en una misión en nombre de su clan, en busca del odiado traidor Mumenori (que es su tío), se cruza en su camino con el de Soki. Un poco "marimacho", ruidoso e impertinente, Jubei, sin embargo, inspira mucha simpatía y pronto asciende al papel del hombro ideal de Soki. Por supuesto, sus armas son la katana, que maneja con extrema habilidad siguiendo las enseñanzas y principios morales de su abuelo.

    Ohatsu
    Hermana de Lady Yodo, concubina real del emperador Hideyoshi, Ohatsu tiene dudas al ver el profundo cambio de su cuñado, y apenas puede aceptar el hecho de que los dos también han dado a luz a un hijo, Hideyori. El amigo de la infancia de Soki, Ohatsu inicialmente intenta oponerse a sus intenciones de rebelión, pero luego se da cuenta de que el samurai (de quien ella también está secretamente enamorada) lucha del lado de la justicia y lo sigue en su aventura. Las armas que utiliza Ohatsu son rifles de la época, con un aspecto rudimentario pero en realidad muy efectivos, lo que la convierte en un personaje muy útil y versátil.

    Roberto Frois
    De madre japonesa y padre español, Roberto es un misionero que busca venganza contra su padre adoptivo, quien, víctima de la influencia de Genma, lo traicionó y lo utilizó para experimentos crueles e inhumanos. Taciturno y reservado, Roberto llama la atención con su tamaño gigantesco y su mirada muy particular. Las armas que utiliza son sus poderosos puños, asistidos por guantes de diversos tipos que encuentra durante la aventura.

    Tenkai
    Tenkai es un misterioso monje sin edad que reside en el templo del monte Hiei (visitado anteriormente en Onimusha 3). Sintiendo la presencia del mal en el emperador Hideyoshi, Tenkai comienza su búsqueda de un guerrero que tenga en su interior el inmenso poder de los Oni, identificando a esta figura en Soki. A lo largo de la aventura, Tenkai es el personaje que se puede controlar con menos frecuencia, y las armas que usa son lanzas especiales. Como puedes adivinar por numerosas pistas durante el juego (que tenemos la confirmación definitiva en los títulos finales), Tenkai es en realidad otra persona disfrazada ...

    Gráficos y sonido

    Onimusha 3 ya había logrado exprimir bastante bien el longevo monolito negro de Sony, por lo que no era legítimo exigir mejoras sustanciales en este nuevo capítulo. De hecho, Dawn of Dreams recuerda muy de cerca su precuela, tanto en la complejidad poligonal como en el detalle y la calidad de las texturas. Este último, en algunas situaciones, vuelve a revelar uno de los talones de Aquiles más conocidos de la consola, resultando indefinido y aburrido. Sin embargo, el resultado final es de un alto nivel, y la técnica está flanqueada por una inspiración artística que, en particular en algunos niveles, hace sentir su peso: espléndido, por ejemplo, el escenario de la colina de Kioto designada para el festival de la floración, donde los pétalos de las flores de cerezo bailan continuamente en el aire, creando una atmósfera espléndida, casi de ensueño. La elección de utilizar animaciones para las expresiones faciales es extraña en algunas escenas intermedias, dejando en el resto a los personajes para que parezcan maniquíes de grandes almacenes.

    la técnica está flanqueada por una inspiración artística que, en particular en algunos niveles, hace sentir todo su peso

    Gráficos y sonido

    Incluso desde el punto de vista de la sincronización de labios con el habla, las cosas están más o menos en estos niveles, lo que ahora es un poco extraño y paradójico para una producción con un presupuesto ciertamente no tacaño. Espectaculares, según la tradición, los videos de movimiento completo utilizados en la presentación, en el final y en algunas escenas intermedias. Un pequeño guiño a los oídos respecto al doblaje de nuestra versión PAL: al contrario de lo que sucedió en América, se decidió no incluir la posibilidad de jugar con el doblaje japonés original, que sin duda podría ofrecer ese toque extra, sobre todo para los apasionados ( el juego está completamente subtitulado en español de todos modos). En cuanto a la música, que siempre acompaña la aventura sin ser abrumadora y ayudando a crear la atmósfera adecuada, el juicio es bastante positivo, considerando también las dos excelentes pistas iniciales y finales del juego ("Startin '" y "Rainy Day" de Ayumi Amasaki).

    “Onimusha: Dawn o Dreams” puede considerarse en muchos aspectos el mejor capítulo de la saga. Divertido, bastante profundo, técnicamente excelente, con una historia atractiva y una longevidad sorprendente, el nuevo título de Capcom da en el blanco y no deja de complacer tanto a los fanáticos más exigentes de la serie como a los nuevos usuarios que miran por primera vez la ventana. de este mundo. Un gran final para el que seguramente será el último representante de la serie en esta generación de consolas.

    Pro

    • Buen sector técnico
    • Nuevo sistema con influencias de RPG
    • Longevidad muy por encima del promedio
    contra
    • Algunas pequeñas lagunas narrativas
    • Manejo todavía inmaduro de algunos de los elementos del juego de rol.
    • Como muchos juegos recientes, es demasiado fácil

    Cuando a principios de 2001 la Playstation 2 aún no había logrado mostrar prácticamente nada de su potencial, Capcom publicó un título bastante particular, donde el jugador controlaba a un samurái de la época medieval japonesa que tenía que derrotar a varios monstruos prestados directamente de los japoneses. folklore. El juego, salpicado de personajes y referencias históricas, mostraba gráficos suntuosos y se parecía mucho a un survival horror al estilo Resident Evil adornado con elementos puramente de acción y, por qué no, incluso con algunos toques de RPG. "Onimusha: Warlords" -así se llamaba el título en cuestión- inició una de las sagas más queridas de su generación, que termina con el cuarto capítulo que estamos a punto de descubrir. Aquí está "Onimusha: El amanecer de los sueños".

    Añade un comentario de Onimusha: el amanecer de los sueños
    ¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.